ACERCA DE MARINA

La verdadera razón por la que sufrimos y batallamos es porque, simplemente, no entendemos cómo funcionamos. No existe un manual de instrucciones para el ser humano y, por ende, no tenemos ni idea de cómo mejorar nuestra experiencia de vida. 

 

Tratamos, sí, pero al no tener claridad de hacia dónde dirigir y concentrar nuestros esfuerzos, terminamos desaprovechando nuestra mayor y mejor herramienta: nuestra mente. Incapaces de aprovechar su diseño, terminamos haciendo un mal uso de ella, provocando sufrimiento innecesario.

 

Pocas personas en el mundo han llegado a ver que su mente está naturalmente diseñada para guiarlos al bienestar, la creatividad y el éxito. Menos aún aprenden a relacionarse con ella de manera provechosa.  

 

Entender nuestra mente, saber cómo alinearnos con ella y sus recursos infinitos, nos permite explorar las profundidades más escondidas de nuestro verdadero potencial y, consecuentemente, experimentar una vida plena, vibrante, llena de propósito y significado.

No hay aspecto de nuestra vida que no se vea afectado por este entendimiento. Personalmente, me ha abierto el mundo de mil y un maneras que no podía haber imaginado. Todo lo veo bajo una nueva luz: desde mi entendimiento y ejercicio de la crianza hasta lo que entiendo por salud y la manera en que la construyo.

Soy mamá de tres maravillosos niños de 17, 14 y 13 años.  Vivimos en Querétaro, México.